top of page
Search

Las Mujeres en la Tecnología

English version below



Si buscas "mujeres en la tecnología" en Internet, encontrarás muchos artículos sobre lo difícil que es ser una mujer que trabaja en este campo, tradicionalmente dominado por los hombres. Permítanme ofrecerles un punto de vista diferente, ya que llevo más de 10 años trabajando en este campo.


Varios estudios han demostrado que un lugar de trabajo diverso e inclusivo es más exitoso e innovador (Women in Tech). Se calcula que solamente el 25% de los puestos de trabajo en el sector de las TI (tecnología de la información) están ocupados por mujeres, lo que supone un gran aumento en la última década (Women in Tech).


Las carreras tecnológicas suelen ir precedidas de estudios de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM in inglés). Sin embargo, para muchos, como yo, la tecnología nos encontró. Permítanme compartirles mi experiencia.


En el 2008, tras terminar un trabajo en una guardería, probé trabajar en el servicio técnico de una empresa de telefonía móvil, ya que el salario inicial era muy tentador; empezaba con $40.000 dólares canadienses al año y se prometía que recibiría 12 semanas de formación y orientación antes de que me dejasen trabajar por mi cuenta llamando a los clientes. Como ya lo dije, una oferta muy tentadora para alguien de 20 años sin ninguna formación en tecnología. En las 12 semanas de formación, me di cuenta que era capaz de aprender rápidamente todos los detalles del funcionamiento de la tecnología de telefonía móvil y de cómo proveer soporte técnico. El grupo de personas que estaban en la formación conmigo era una mezcla de personas que habían estudiado tecnología y otras como yo, que no lo habían hecho. En el grupo también había 3 mujeres de 10 personas y era un grupo culturalmente diverso. Trabajé en este puesto durante 3 años hasta que dejó de ser un reto para mí y empecé a tener miedo de hablar con los clientes por teléfono todo el día; además era muy difícil ascender en esta empresa.


Un querido amigo mío y yo nos hablamos para ponernos al día sobre nuestras vidas y él mencionó que la empresa para la que él trabajaba estaba buscando ingenieros de soporte técnico. La empresa utilizaba ordenadores virtuales con fines formativos, algo de lo que yo no sabía nada y además yo no sabía mucho sobre ordenadores en general, aparte de navegar por Internet, descargar música (sí, soy así de vieja) y enviar correos electrónicos. Decidí que necesitaba un reto, así que me fui a trabajar allí. Durante los primeros meses, me arrepentí de haber dejado un trabajo fácil por este reto en el que tenía que aprenderlo todo. En la empresa predominaban los hombres y no había un programa de formación como en mi trabajo anterior. Tuve que hacer preguntas, buscar información y aprender mucho por mi cuenta, pero cuando les preguntaba, la gente se tomaba un tiempo para mostrarme cómo funcionaba algo. El mismo trato recibió mi colega masculino, que empezó una semana después de mí. Como la empresa no tenía un programa de formación formal, el empresario esperaba ver si los nuevos empleados continuarían haciendo preguntas para aprender más o no. Un nuevo empleado que sigue preguntando tiende a tener más posibilidades de triunfar en el campo de la tecnología y será propenso a buscar información sin ninguna orientación. Esta "lucha por el conocimiento" es también una señal. Uno se da cuenta de que la tecnología lo ha elegido a uno.


A pesar de que todos mis compañeros de trabajo eran hombres, nunca me sentí como una extraña, ni como si no formara parte del equipo. Al contrario, ellos parecían tenerme más paciencia a mí que a mi compañero de trabajo masculino pues yo estoy "luchando por adquirir conocimiento". Permanecí en esta empresa durante 8 años y ascendí dos veces. Incluso, llegué a dirigir a un equipo de personas que me habían formado a mí cuando empecé.


Avancé rápidamente hasta ahora y ahora llevo casi 3 años trabajando en una empresa de seguridad de redes informáticas, que también está dominada por hombres, aunque hay más mujeres que en mi empresa anterior. Una vez más, me han ascendido gracias a mi conocimiento anterior y ahora dirijo a un equipo que se ocupa de los ordenadores virtuales con fines formativos, una habilidad aprendida en mi trabajo anterior.


Así que cuando veo esos artículos sobre lo difícil que es ser mujer en la tecnología, no me siento identificada. Sí, los hombres tienden a ser un poco más duros entre ellos, pero cuando trabajas con la gente adecuada y eres buena en tu trabajo, no te discriminan por el hecho de ser mujer. Te discriminarán si has mentido sobre tus habilidades técnicas o de gestión o si simplemente no haces tu trabajo, pero esta discriminación es igual para cualquier género. Algunos países son más conservadores, donde el hecho de que una mujer esté al mando sigue siendo mal visto, pero eso está empezando a cambiar y las mujeres están empezando a romper este paradigma. Quizás he tenido la suerte de trabajar con personas decentes que disfrutan de la gente calificada y que se toman el tiempo de responder pregunta tras pregunta. Nunca he sentido que no pudiera ascender, hacer un trabajo técnico, o dirigir un equipo formado sólo por hombres. Tampoco puedo hablar de la desigualdad salarial, ya que trabajo en una empresa que se enorgullece en demostrar la igualdad salarial basada en los conocimientos, las capacidades y las responsabilidades, y no en el género del empleado. Creo que trabajar en un campo dominado por hombres me ha hecho más fuerte, asertiva y no soy tímida a la hora de exponer tanto mis habilidades como las partes dónde tengo lagunas de conocimiento.


Una cosa que todavía necesita mejorar es ver a más mujeres en la dirección ejecutiva. No me malinterpreten, no quiero ver a las mujeres en la cima por tema de igualdad de género. Sólo quiero ver mujeres en la cima si están calificadas y lo merecen. Además, debido al escaso número de mujeres en el sector de la tecnología, faltan mentoras o modelos de conducta. Las mujeres en mi empresa actual siempre se ayudan entre sí, si es necesario. Ahora que tengo más tiempo libre, estoy pensando en apuntarme como mentora para las jóvenes que empiezan en el área de la tecnología.


He trabajado en campos dominados por mujeres durante muchos años antes de iniciar el viaje que he descrito anteriormente y ambos lados tienen pros y contras. Ningún campo es mejor que otro. No dejes que los artículos de Internet te desanimen. No tengas miedo al entrar en un campo en el que haya pocas mujeres o pocos hombres. Si esa es tu vocación, ve por ello y pruébalo.


 

English version


Women in Technology


If you search “women in technology” on the internet, you will find many articles about how challenging it is to be a woman working in this field, which is traditionally a male-dominated field. Let me offer you a different point of view, given that I have been working in the field for more than 10 years now.


Several studies have shown that a diverse and inclusive workplace is more successful and innovative (Women in Tech). It is estimated that only 25% of jobs in IT are held by women, which is a great increase over the last decade (Women in Tech).


Careers in technology are often preceded by studies in science, technology, engineering, and mathematics (STEM) subjects. However, for many like me, technology found us. Let me share my experience.


Back in 2008, after a daycare job ended, I tried working in technical support for a cell phone company as the starting salary was very enticing, starting at CAD $40,000 per year and a promise of receiving 12 weeks of training and guidance, prior to being let on my own to deal with calling customers. As I said, a very enticing offer for someone in their twenties without any education in technologies. Within the 12 weeks of training, I found that I was able to quickly learn all the ins and outs of how cell phone technology works and how to provide support for it. The group of individuals going through the training with me was a mix of people who studied something related to technology and some, like me, who didn’t. The group also had 3 women out of 10 people and it was a culturally diverse group. I worked at this job for 3 years until it wasn’t challenging anymore for me and I started to dread talking with customers on the phone all day. It was also really hard to move up in this company.


An old friend of mine got in touch with me to catch up on our lives and he mentioned that the company he worked for was looking for technical support engineers. The company was running virtual computers for training purposes, something I knew nothing about and I knew very little about computers in general, besides web browsing, music downloading (yes, I’m that old), and sending emails. But I decided I needed a challenge, so off I went to work there. For the first few months, I regretted leaving a job that was easy for this challenge where I had to learn everything. The company was male-dominated and there was no training program like at my previous job. I had to ask questions, search for information and learn a lot on my own, but when asked, people will take the time to show how something works. My male colleague, who started a week later than me, received the same treatment. Since the company did not have a formal training program, the employer hoped to see whether the new employees would keep asking questions to learn more or not. A new employee that keeps asking tends to have higher chances to succeed in the technology field and will be prone to research information without any guidance. This “fight for knowledge” is also a sign that technology has chosen you.


Even though all my coworkers were male, I never felt like an outsider, nor like I was not part of the team. On the other hand, they seemed to have had more patience with me “fighting to gain knowledge” than with my male coworker. I stayed at this company for 8 years and I got promoted twice. I even managed a team of people who had trained me when I first started.


Fast forward to now; I have been working at a computer network security company for almost 3 years, which is also male-dominated, although there are more women here than in my previous company. Once again, I’ve been promoted due to my past knowledge and I’m now managing a team that takes care of virtual computers for training purposes - a skill learned at my previous job.


So, when I see those articles about how hard it is to be a woman in technology, I do not relate. Yes, men tend to be a little tougher on each other, but when you work with the right people and you are good at your job, they do not discriminate based on the fact that you are a woman. They will discriminate, if you lied about your technical abilities or managerial skills or if you are simply not doing your work, but this discrimination is equal for any gender. There are some countries that are more conservative, where a woman being in charge is still frowned upon, but that is starting to change and women are starting to break that glass ceiling. Maybe, I have been lucky to work with decent individuals who enjoy qualified people who take the time to answer question after question. I have never felt like I couldn’t get promoted, do technical work, or manage a team consisting of males only. I also can’t touch on pay inequality as I work for a company that prides itself on pay equality based on knowledge, abilities, and responsibilities and not on the employee’s gender. I believe that working in a male-dominated field has made me tougher, more assertive, and not shy to state my abilities nor where I have knowledge gaps.


One thing that still needs improvement is seeing more women at the executive-level management. Do not get this wrong, I do not want to see women at the top for gender equality. I only want to see women at the top if they are qualified and deserving. Additionally, due to the low number of women in technology, there is a lack of mentors or role models. Women in my current company will always help each other if needed. Since I have more free time, I’m also thinking of signing up as a female mentor for young ladies starting in technology.


I worked in female-dominated fields for many years before starting the journey I just described above and both sides have pros and cons. Neither one is better than the other. Don’t let articles on the internet discourage you. Don’t be scared to go into a field where there are few women or few men. If that’s your calling, go for it and give it a try.

61 views0 comments

Recent Posts

See All

Días Para Mujercitas

Estoy jubilada de mi trabajo pagado y ahora tengo un trabajo voluntario a tiempo completo en una maravillosa organización no lucrativa llamada Días Para Mujercitas. Leí un artículo en una revista en

bottom of page