top of page
Search

Libro Sorpresa




Hace muchos años, en el día de mi cumpleaños, mientras yo estaba en el trabajo, un hombre entregó un paquete para mí. Dentro del paquete había un libro que se llamaba “ Angels Along My Path Of Thorns” escrito por Gabriela Shea, la esposa del hombre que lo entregó...¡muy misterioso!


Luego me enteré que mi amiga, Bonnie, había visto una entrevista de la autora hablando de su libro y pensó que me gustaría leerlo por que yo había viajado muchas veces a Guatemala. Bonnie se puso en contacto con la autora y le pidió que me entregara el libro.


Gabriela había firmado el libro y escrito su dirección de correo electrónico. Por eso, más tarde en el día, yo le escribí para darle las gracias. Ella me pidió que la contactara cuando terminara el libro.


Es una autobiografía sobre la vida de Gabriela y su crianza en Guatemala….sus muchos desafíos para superar los obstáculos de su cultura guatemalteca. A veces tuve que recordarme a mí misma que la historia fue real y mucha de la historia sucedió cuando Gabriela tenía solo 15 años. Luchó contra una cultura sexista, dominante, un secuestro, abuso sexual, físico y mental. Con ayuda de ángeles por el camino y su autodeterminación sobrevivió. ¡Recomiendo altamente este libro!


Después de leer el libro, yo tuve mucha suerte de conocer a Gabriela y a su esposo en persona. Hemos hablado muchas veces sobre las culturas de Guatemala y los desafíos de aprender un segundo idioma. Gabriela tiene un gran sentido del humor y le gusta contar chistes…que no siempre son fáciles de entender en un segundo idioma. Creo que ustedes entenderán este.

Aquí está debajo un chiste de Gabriela….


Había un convento de monjas en donde no entraba ni un solo hombre. Las únicas personas que entraban en el convento eran mujeres e incluso tenian que obtener un permiso especial de la Madre Superiora. De repente, una monja salió del convento porque estaba embarazada. La madre superiora estaba a punto de morir de un ataque al corazón. Ella no entendía, porque sabía que las monjas no salian a la calle y que ni un solo hombre entró en el convento.


La madre superiora se reunió con todas las monjas, pues tenía la sospecha que algún hombre se había disfrazado como una monja y ella iba a desenmascarar al culpable.

De esa manera, la madre superiora llama a todas las monjas y les ordena quitarse su ropa interior y luego formar una línea en frente de ella. La madre superiora dijo: "Voy a apuntar mi dedo a una por una de ustedes, cuando esto suceda, cada una de ustedes tienen que pasar en frente, y levantarse su hábito diciendo al mismo tiempo su nombre.”


Todas las monjas, sin ropa interior, pero vestidas con su hábito, se formaron en frente de la madre superiora. La madre superiora señaló a la primera monja. La monja pasó al frente; se levantó el hábito y con voz muy femenina dijo: "Sor María".

La madre apuntó a la segunda monja con su dedo índice y esta monja también, pasó al frente y dijo: "Sor Antonia".

La madre superiora continuó esta tarea hasta llegar a la última monja. La última monja pasó al frente, se levantó el hábito y con voz muy ronca dijo “Sor...presa".


 

Many years ago while I was at work, a man delivered a package for me. Inside the package, there was a book called “Angels Along my Path of Thorns written by Gabriela Folgar de Shea, the wife of the man who delivered it…..very mysterious!


I then found out that my friend, Bonnie, had seen an interview of the author talking about her book and she thought I would like to read it as I had travelled many times to Guatemala. Bonnie contacted the author and asked that the book be delivered to me.


Gabriela had signed the book and her email address….so later in the day I wrote to thank her. She asked me to contact her when I finished the book.


It is an autobiography of Gabriela’s life growing up in Guatemala…her challenges overcoming obstacles of her Guatemalan culture. At times, I had to remind myself that the story was real and much of the story took place when Gabriela was only 15 years old. She fought against a sexist dominant culture, a kidnapping, sexual, physical and mental abuse. However, with the help of Angels along the way and her self-determination, she survived. I highly recommend this book!


After reading the book, I was lucky to meet Gabriela and her husband in person. We have talked many times about Guatemala and the challenges of learning a second language. Gabriela has a great sense of humor and likes to tell jokes…which are not always easy to understand in a second language. I think you will understand this one.


Here is a joke from Gabriela...


There was a convent of nuns, were not one single man entered. The only people who entered the convent where women and even they had to obtain special permission from Mother Superior. Suddenly, a nun left pregnant. Mother Superior almost died from a heart attack for she knew that the mothers didn’t go outside and that not one single man entered the convent.


The Mother Superior met with all the mothers, for she was suspicious that someone had disguised a man and she was going to unmask the culprit. In such a manner, the Mother superior called all the nuns and commanded them to remove their underwear and form into a line in front of her. I’m going to point my finger at you, one at a time, when that happens, each one of you have to pass in front of me, raise your habit and at the same time say your name.


All the mothers without their underwear but wearing their habits form a line in front of Mother Superior. Mother Superior signaled the first nun. The nun passed in front, lifted her habit and with a very feminine voice said: “Sister María”.


The Mother pointed to the second nun indicating with her finger, and the next nun passed in front and said: “Sister Antonia”.


The Mother Superior continued this until the last nun. The last nun passed in front and lifted her habit and with a very low voice said…”Surprise”.






50 views0 comments

Recent Posts

See All

Días Para Mujercitas

Estoy jubilada de mi trabajo pagado y ahora tengo un trabajo voluntario a tiempo completo en una maravillosa organización no lucrativa llamada Días Para Mujercitas. Leí un artículo en una revista en

bottom of page